instagram.

Instagram

Olvidar más de la cuenta.





Nos encontramos en una tela de araña llena de elementos  tóxicos  que podrían habernos matado.  Sácame de esta gran maraña en la que me encuentro,  el me tendió la mano,  uno de esos gestos insignificantes que se realizan sin ninguna intención,  pero que poco a poco se hacen importantes en tu vida. El me tendió  su mano, y yo le regalé una suite en mi corazón. 

El chico de la sonrisa timida que miraba a todos lados esperando a la desconocida a la cual iba a hacer sonreír como hacia mucho que no sonreía, vestía  de negro, como todos  esos chicos duros de las pelis pero su tez blanquecina delataba su corazón parcheado y sus continuas caídas en el barro de una lucha  incansable de la que siempre salía herido.

Era lunes, un lunes tan normal como todos los pasados. Al menos eso parecía. Fue un encuentro tímido pero al momento comenzó a fluir entre ellos conversación, tenia unos ojos de esos en los que te puedes perder al amanecer mientras estás recostada en su pecho y no puedes salir de ellos, la sonrisa demasiado bonita y unos brazos donde poder quedarte a dormir toda la noche.  

Tan solo han sido un par de semanas las que he tenido para conocerte, me has seducido con tu mente y con esos abrazos que me das mientras nos encontramos tumbados en la cama. No me cansaría de tus besos ni de el contacto de tu piel con la mía, tu también tienes la piel demasiado suave. 
Pero la montaña rusa ha parado en la cúspide y no vamos a dejar que este vagón caiga al vacío, nos ha gustado la subida, tanto que no queremos caer de golpe, parar a tiempo ha sido un acierto. 

Voy a echar de menos demasiadas cosas para el poco tiempo que ha pasado, me he acostumbrado a tu olor y me gusta, sigue en mi funda de almohada que ya está guardada no tengo demasiados recuerdos físicos, solo los caramelos que nos gustan y tu olor, creo que es mas que suficiente porque tu recuerdo pertenecerá imborrable en mi mente. Hoy me he dado cuenta de que aún no nos habiamos mirado demasiado tiempo a los ojos y hoy los tuyos han hablado, y mi corazón a comenzado a latir al ritmo de una de las canciones que sonaban durante el éxtasis.

Los gemidos que provocas quedan bien con las canciones que escuchamos, es un buen coro en el que tu eres el gran director de una orquesta en la que tu batuta dirigirà cada uno de mis suspiros allá donde vayamos .

3 comentarios :

Sweet Madness ▲ dijo...

Hermoso texto pequeña... espero que estés bien, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Poco dura la felicidad de aquella que mucho dicta,
de aquella que hizo alarde de un amor de dadaísmo,
de aquella que juzgó con guillotina de mediocre y afilada lengua
el error del inocente en una noche alcoholizada.

Poco dura la valentía de la que se cree poseedora de la verdad suprema,
sin haber vivido apenas,
pero creyendo tener la clave de todo el conocimiento que,
inmisericorde,
golpea su cara ahora una y otra vez con ese telodije que ella vio venir mil veces.

Poco dura la autoestima de quien cree producir arte
con garabatos tristes y versos yermos,
de quien, desde la estepa, creyó haber visto todo el mundo en unos ojos
que miraban a todo lo que se meneaba...

...menos a ella.

Poco dura la aviesa sonrisa de aquella que se jactó de tener una sólida montaña,
cuando de lejos se distinguía compuesta de migajas.

Pronto se te ha borrado la mueca,
y yo me alegro,
pues sigo enamorada,
feliz
y plena,
en una isla que te destierra
mientras a mí me abraza, mece e incendia.

BYE-BYE, PEQUEÑA EME <3

Fdo.: BE.

Eme. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Follow

Keep Calm and Carry On